EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: 6,7 y 8 de octubre 2017, 56° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


Instante, Carlos Garro Aguilar



INSTANTE



Arde

una zona de tu sangre:

la vulnerable, la sedienta

de voluptuosidad y esquivos

paraísos.



De incienso a veces

el aroma que envuelve

las alas tornasol de la lámpara-pájaro.

De almizcle, siempre.

Y por detrás el sándalo uncido

a la caléndula.



Entonces

-astro sorpresivo-

el breve satén damasco

avanzando hacia ti.



CARLOS GARRO AGUILAR, DE "FERVOR DEL DÍA, AURA DE LA NOCHE",EDIT. BABEL, CBA 2007.

Caídas, Osvaldo Guevara

Caídas, Osvaldo Guevara

De Sin pena en la palabra, Edición de Autor (Código Gráfico), Villa Dolores, Córdoba, Argentina, 2007

Los días, Lucia Nelly Vergara



Los días,
máquinas hacedoras,
nos van tirando sueños.
Tras ellos
a veces
palpamos
el vacío.
Allá, a la distancia
divisas el fondo,
haces pie y te topas
con vos mismo.
Te re-encuentras
con el ángel
que da luces
y amorosamente
de su mano,
remontas el camino.

Otro sueño-abrojo
teñido de olvido,
por allí agazapado,
se te prende a la piel
y vuelves
a retomar la vida.


Lucia Nelly Vergara

Las palabras, Lucía Vergara

Las palabras
tienen magia.

Son soles
que alumbran
los silencios,
los espacios
cotidianos.

Son los ecos
de antiguas voces
que se acercan
para que escuches
lo que alguna vez
otros desoyeron.
Ellas empujan
desde adentro.
Aletean como mariposas
hasta posarse
tranquilas
en la cavidad
de unos versos.


Lucia Nelly Vergara

A la Villa, Carmen de Leon

A LA VILLA

Yo te conocí DOLORES
toda vestida de novia
entre los azahares.
Por ti la quimera tejió entre algarrobos
y extrañas palmeras,
con fuego de soles y claros de luna
la historia primera.
Rumores de acequias,
los sueños, anhelos,
dejaron sus ecos de cóncavo seno
en la madre tierra.
Así , sensible, enamorada,
serrana belleza,
yo te conocí Dolores.

Carmen Iris De Leon

Oda a la fundación de Villa Dolores, Rafael Horacio López




Oda a la fundación de Villa Dolores


“…Vivir en poesía es saber que alguna vez tuvimos raíces, nuestra sangre fue savia y nuestra voz fuego…”  Antonio Esteban Agüero


Palabra en alto

Villa Dolores
sonrisa inmóvil
apretado color
cansada nave
que regresa
para la fiesta del sol.

Pisoteada
dulcemente
por la abeja.

Abierta luciérnaga
Que busca leña
Para su sed de noche
Requesón
de ubre
que en la noche baja
desde una vía
sedienta
como labios
arenosos.

Ciudad
soneto americano
sangre de brotes
cavando el infinito.

Ciudad
con pájaros,
de pájaros,
lloviendo sobre el grito
y la palabra.

Jabonosa piedra

ALJIBE
EN El CENTRO DE LA PLAZA

Mujer que pasa
hombre con el sol a cuestas
perfume de puma
borracho de silencios.
Oh, ciudad
tengo que rendirme
ciudad
en tus casas que no arrancan
pero que huelen
a trabajo
a hombre sencillo
a madera barriendo
porfiadas veredas,
a granos
con rodillas
sangrantes,
a cuerpos
con humores azulados,
a sotanas soñando
con espigas.

Me rindo, ciudad,
Pero déjame abrirte ese
cascarón con soles,
y refundarte,
nuevamente
en el mordisco apedreado
de mi verso,
asi, como hace
ciento cincuenta años,
asi, como la palabra en alto
como buscando a Dios
en la lengua sedienta
de la memoria,
en la piedra original
de tu solemnidad
en los muslos del valle.

Los naturales

En tus raíces, ciudad,
no hubo asentamientos.
Vinieron
Pasaron
Pisaron
buscando la piedra,
el corazón de la montaña,
el calor del cardo
el calor del viento
el sabor alado de la menta.

Y vinieron
agazapados,
crines saladas
y pasaron
despertando pétalos
descolgando miedos
arañando el cielo
de los algarrobos.
Y pisaron
el río con piel de alargadas
lagrimas.

Y pasaron
dejando el rasgado
miedo de los espejos.

En tus raíces, ciudad,
temblaban apellidos
que pusieron sus fibras
de maíz
y balas verdes,
pero ellos pasaron
buscando el refugio
de las piedras.

La confirmación

Y vinieron
las cartas
las órdenes
las palabras.
Y despertaron
a las nuevas mediciones
“Será el veintiuno ”
pensaba el Dr.
y miraba
a Traslasierra
a través de notas
laboriosas,
manos gastando las cuerdas del día.

Y en el aire
el hombre sencillo
recordando el decreto:
“Será el veintiuno”
repitió el chingolo ,
y acomodó su copete
como un fusil lustroso.

La convocatoria
Y vinieron los vecinos
asombrados
levantando el polvo
de las fundaciones
Y acudieron
a la reunión.

D. Pedro Gutiérrez y
Mamerto Gutiérrez
apellidos que aún
transitan
con el mate de la noche,
Juan Ahumada y
Valentín Ahumada
nombres que rasguñan
los oídos del paisaje, y
Sebastián Cortés
Puso lo suyo y
Amancio Soto y
Ceferino Rivero,
vecinos como racimos
de un río rubio
Ignacio Castellano y
José María Castellano
que como verdaderos pinos
acercaron su sombra
larga
larga y
D. Genaro Funes,
entre otros, de familias
con música en las raíces.

Y vinieron los fundadores
sencillos
con solemnidad intensa
como una espiga de maíz
que se desgrana en soles.

Y vinieron
los vecinos
como una bandera nueva,
temblando,
de lado a lado
como la primera mariposa.

El día

Imaginemos el día
vestido de arena
de oro
de rubios cosechadores
y ranchos de adobes
sembrando de naranjas
el vacío.

De un día
tan simple
tan vulgar
como otro día
se registra todo.
De las cosas
tan sencillas
como un jabón casero
o la brillante pierna
femenina
levantando como al descuido
las salivas del día
se registra todo,
y se lo ama
y se lo deja estar
y se vuelve
para refundar el amor.

Así debieron hacer
los primeros fundadores,
y cortando el aire.
Con la palabra como espada
con la palabra en alto,
ciudad:
Novia del sol.


Rafael Horacio López
De Nombrar las cosas. (2009)



 

Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento. Más de medio siglo en poesía

A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas

José María "Chema" Forte, Madrid, España

José María "Chema" Forte, Madrid, España
Con las antologías del Encuentro Internacional de Poetas Nº 47 Y 48 y con el Libro Presagios de Gabriela Bayarri