EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: 6,7 y 8 de octubre 2017, 56° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


Mostrando las entradas con la etiqueta POESÍAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta POESÍAS. Mostrar todas las entradas

domingo, 29 de mayo de 2016

Los días de Mayo, Rafael Ruiz López

Los días de Mayo

Ya sé por qué son tan lindos
Los claros días de Mayo;
Por qué la bandera alegra
La vista, al aire flotando;
Por qué se viste de gala
La escuelita y el palacio;
Por qué aplaudimos contentos,
Por qué dichosos cantamos.

Mayo tiene, entre sus días,
Una fecha que los labios
Con amor siempre pronuncian,
Temblorosos de entusiasmo…

Ya sé por qué es glorioso
Ese día afortunado
En que nació vigorosa
La libertad que gozamos.

Por eso, lleno de júbilo,
Encendido de amor patrio,
Soy el primero en gritar
El Veinticinco de Mayo:

Viva la noble Argentina!
Vivan los varones santos,
Que altivos y generosos
Su libertad conquistaron!

Rafael Ruiz López

Manual Estrada, Tercer Grado, Ed. 1958, Argentina 
Alejandro Cordero, Eduardo "Lalo" Arguello (sentado), Ricardo Di Mario y Laura Vieyra

viernes, 17 de julio de 2015

Vuelvo, Gerardo Coria

Vuelvo
con la lluvia
y el deseo rojo del quebracho,
con la tierra
hecha tempestad…
Vuelvo
del lugar sagrado de la tarde,
de un fuego escondido,
del corazón
de tus pisadas.


Gerardo Coria
Piedra Pintada, Traslasierra, Córdoba Argentina

viernes, 16 de enero de 2015

Carta a mis Abuelos, Susana Cabuchi



CARTA A MIS ABUELOS

Vuelvan.
Cúbranme de su idioma
volador
como las arenas de Maaloula.
Denme la luz
los rostros y los nombres queridos
que dejaron allá,
donde tú
abuelo
usabas botas negras y los ojos alegres
y tú, abuela
bordabas el viento
en los manteles
y estabas con tu madre
y sonreías.
Cuéntenme de la tarde
cuando se conocieron
y del paisaje donde nació mi padre.
Cuéntenme la tristeza que tenían,
cuéntenme los recuerdos que trajeron,
cómo cantaban mientras lavaban ropa.
Hoy viajan en mi sangre
las calles de su tierra,
la piel oscura de sus hombres,
el calor de sus casas
como piedras calientes.
Y me suben a la boca
dátiles como hostias
y aquella fe en El Libro
que nunca dejaban de leer.
Y me crecen
higos dulces con nueces
y viajes con mucha pobreza
y niños vendiendo telas en canastas
y pueblos enteros caminando
y arroz envuelto en hojas húmedas de parra
y leche agria con menta seca
y cruces
y más cruces
como el dolor de toda la familia.
Yo bendigo la tierra
que le han dado a mi alma
y esta música
ardiente
como el sol de Damasco.
Ahora
que duermen con todos los parrales
en la tumba
y que en la casa
no están ustedes y han muerto
los canarios,
les prometo un racimo de uvas
este verano.


Susana Cabuchi

domingo, 28 de septiembre de 2014

Desnudo, Ximena Troncoso

Desnudo

He tejido mi silencio
hilo a paso
en la agonía del desposeído
He cantado mis días sosteniendo los
nudos de las cuerdas
He dejado mi cuerpo para sonreírle al
alma.
He soltado los oros para mirar el bronce
de las gentes
Delirante vivo
en los espacios de ausencia
por lo que soy. 


 Ximena Troncoso (Chile)

sábado, 13 de septiembre de 2014

Nacimiento, Ximena Troncoso


Nacimiento

Se esbozan figuras en el aire
Pasos
hombres caminan por el siglo
Tiñen la cintura de la historia
Frotan amarras de sus vendas
Recorren versos populares en la calle
La llama fraterna dibuja canciones
desde el fango
Cabalgan sin yelmo
en mágicas revoluciones
Sus cuerpos engendran la furia del olvido
Un cielo invernal
cortado por la dorada fragua del verso
se aproxima
Un alma liga a otra
niños caminan por el siglo
Las lluvias fluyen ígneas por la corteza


 Ximena Troncoso (Chile)

sábado, 6 de septiembre de 2014

miércoles, 13 de agosto de 2014

Lejanías, Jorge Leonidas Escudero.



LEJANIAS

En la avenida de Circunvalación
los automóviles pasan raudamente
creyendo que uno es tonto y no se da cuenta
que van a ninguna parte.
San Juan tiene autopista y hace aspavientos
de ciudad moderna;
pero yo miro al este, al cerro Pie de Palo
donde los guanacos estarán hablando
de la próxima nieve.
Luego vuelvo cabeza al cerro Villicum
y me aturdo de azulidades. ¡Oh!,
qué hermoso es esto, silbo entre dientes.
Y un camión enojado da al viento su motor
murmurando insultos
porque mi corazón está puesto tan lejos.


Jorge Leonidas Escudero

domingo, 27 de julio de 2014

Poema con todos, Horacio Alberto Urbañski



POEMA CON TODOS

Alguna vez el barro
convocó a los hombres a poblarlo
y muchos convergieron al llamado
por el solo afán de desafiarlo.
Miradas celestes y párpados oblicuos,
etnias, creencias, culturas diferentes
se amalgamaron para mover las ruedas,
transpiraron jornadas sin descanso.
y terminaron amigos de la greda.
Lo rasgaron para tener un puerto.
Le montaron fábricas y hogares,
lo drenaron con montes y viñedos
y sus riachos ondulados navegaron.
Los hijos, se hundieron levemene,
al danza la música lejana
y la sobra de los sauces hospedó
un mate, un churrasco y una zamba.
Argentinos, de otros pagos, se allegaron,
agrandando el pueblo de casas enlatadas
que ensanchó benigno su perenne abrazo
juntando balalaikas y guitarras,
les hizo saborear la convivencia
y comprobar la fuerza de la unión humana,
para con todos,
fabricar un alma.


Horacio Alberto Urbañski

miércoles, 25 de junio de 2014

Noche de San Juan, Mairym Cruz-Bernal

NOCHE DE SAN JUAN

Hice pisadas fuertes
isla adentro
mar afuera
perseguía a un cantor
eran las tres pm
lo sé
porque a esa hora miré al cielo
vi la media luna
a pleno sol
todo me pareció tan nuevo
regresé a San Juan a media noche
en el mar se cuentan doce pasos de espaldas
nos lanzamos a un bautismo para el despojo
mi abuela tiraba agua de las cacerolas
con deseos
pido hoy por ti
por tu Chile herido y fracturado
pido un camino que nos acerque, Cristina
tu pamela con flores de seda
tu falda larga flotando como una sombrilla voladora
pido que no haya fronteras ni distancias
y que llegues a mi casa por la laguna tibia
con tus amigos también míos
para esta noche de ausencias

 Mairym Cruz-Bernal

(a Cristina Larco, mi hermana rubia . pecosa como mi madre que me abre su país para que sea también mi casa).

Del libro "CIELO PÁJARO  NUESTRO."

miércoles, 21 de mayo de 2014

Dolores XIII, Leonardo Vergara



Dolores XIII

Una sombra (la mía supongo
con la tibieza de quien duda)
se traslada ofuscada tras mis huellas
con una trampa, como la de todo espejo,
cambia con el sol:
me huye, me persigue;
le huyo, la persigo
dueña de su truco visual
como toda magia, como todo mago,
va dibujándose infinitamente
tanto como se desdibuja
con la pluma astral del engaño

sin los estigmas ni el nombre
de quien camina éstos (sus otros pasos)
acosa involuntariamente sus sueños
ama sus amores, se detiene, avanza,
envejece pero no sangra, ni se hiere,
aunque completa figurativamente
esa sombra diferente que huye a mi padre
que le persigue y a sus sueños
que alguna vez se confunden con los míos.


Leonardo Vergara

jueves, 24 de abril de 2014

Dolores VIII, Leonardo Vergara

Dolores VIII

Me voy de vacaciones
les dejo este sol que compartimos
a ustedes, las noches,
que se pierden desvelo
tras desvelo que propicia el estío.
Me voy, hasta luego,
que las penas se queden
asfixiándose en el asfalto inflamado
tarde tendremos que volver
por los senderos que hicimos caminos.
Me voy un tiempo
me llevo algo de ustedes
la luna, por caso, si no la encuentran
encumbrada en la ventana
una noche cualquiera,

sepan que la abarco con mi jeme.

Leonardo Vergara

jueves, 15 de agosto de 2013

Instante, Carlos Garro Aguilar


INSTANTE

Arde
una zona de la sangre:
la vulnerable, la sedienta
de voluptuosidad y esquivos
paraísos.

De incienso a veces
el aroma que envuelve
las alas tornasol de la lámpara-pájaro.
De almizcle, siempre.
Y por detrás el sándalo uncido
a la caléndula.

Entonces
-astro sorpresivo-
el breve satén damasco
avanzando hacia tí.


CARLOS GARRO AGUILAR.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Interludio, Carlos Garro Aguilar

INTERLUDIO

Le monde est lumineux et cruel
-dijiste pensativa-
tomando entre tus dedos
la rosa amarilla cortada del jardín.
magique et désolé,
implacable et ardent.

Ahora,
mientras saboreo un café frío
en la soledad de la casa
y Chiara ronronea y lame mis manos,
sus ojos me recuerdan
los tuyos...
Y pienso que sí, que sì,
que el mundo es mágico y desolado,
implacable y ardiente,

luminoso y cruel.

Carlos Garro Aguilar

martes, 13 de agosto de 2013

Lou Andreas Salome, Carlos Garro Aguilar



    LOU ANDREAS SALOMÈ



                                                                              Apágame los ojos, puedo verte...

                                                                                                           Rainer María Rilke...



          ¿Es posible acaso, en medio de la luz que ciega,
           de los vocablos que no alcanzan,
           de la sangre que estalla y se deshoja,
           regresarte?

           ¿ Es posible apresar una potranca pampa,
           domesticar una corzuela, una madrépora,
           cultivar una jungla prodigiosa y erguirla,
           enastarla más allá de la muerte, mas allá del lenguaje,
           mas allá de los ojos perdidos
           en el mustio tapiz de la intemperie?

          ¿ Es posible invocarte, diosa del plenilunio,
           hermanita lasciva, hechicera del bosque legendario?
          ¿ Es posible detentar un volcán, medir el mar,
           circunscribir el radiante mediodía?

            ¿Dinos, donde pondremos la límpida pasión,
             la brasa insoportable del deseo?
             ¿Qué haremos con la carne, la plegaria
             el demudado instante de la fascinación?

             Oh sedoso animal de la lujuria,
              hoguera de toda certificación, pájara suntuosa:
              concédenos el esplendor de la palabra,
              para poder descifrar con sonidos precisos,
              el singular emblema de tu paso en el tiempo.
              Haznos aceptar esta orfandad, esta desnudez,
              este hálito hambriento de clara eternidad.

              Plántanos en la tierra, concédenos el sortilegio
              de la piedra, del agua, del árbol y del aire.
              Déjanos salir de tu sexo devorante,
              depurados, translúcidos.

              Resucítanos, vivifícanos, permítenos volver
              hacia los hombres,
              grávidos de tu mirada astral, oh seductora,
              sueño llegado de otro sueño,
              umbral de lo terrestre que abraza lo celeste.

             Fermento, ají que estalla en nuestras develaciones.
             Sal de toda clarividencia.

             Puerta, lecho, ventana, cielo de nuestro desamparo.
             Mano sobre nuestras manos.
             Serenidad tras el vacío, cuando la aventura, el amor,
             los sueños, el placer, se diluyen
             en la ubicua arena de la soledad
             o tiemblan ante las alas negras de la muerte.

             Oh resplandor, indeleble tatuaje.
              Ardor inextinguible.

              Lámpara de nuestro asilo.


                         CARLOS  GARRO AGUILAR.

domingo, 11 de agosto de 2013

El "CHE", Carlos Antonio Garro

           El "CHE".


                                              Tu denuedo y coraje "Che" Guevara,
                                              bien merece los versos de un Ercilla.
                                              Aprenda el bravucòn de chaquetilla
                                              aquello que tu arrojo nos legara.

                                             Porque es cosa muy cierta en esta vida
                                             como cuidan mandones sus pellejos.
                                             Solo estàn con el pueblo desde lejos,
                                             y tiemblan si la pòlvora trepida.

                                             Si estalla un batifondo verdadero
                                             con premura se van al extranjero
                                             sin que duelan ideales degollados,

                                             Porque son valentones de postigo,
                                             y les faltan dos cosas que no digo,
                                             y que a ti por supuesto te han sobrado.


                                                         Carlos Antonio Garro.

lunes, 5 de agosto de 2013

Regreso a Delfin, Carlos Garro Aguilar

REGRESO A DELFÍN                                                      


                                                                      A Delfín Pereyra, en memoria de su límpida
                                                                      humanidad y su guitarra inigualable.

                             

Con el perfume agreste de la brisa del valle
llega tu nombre -arcángel musical-
tu voz cordial, inconfundible,
tu guitarra entrañable -vencedora del tiempo-
resonando encantada en el tapiz profundo
de la noche.

Amigo, hermano nuestro: ¿Qué podemos decirte?
Que tus hijos sostienen luminosos, la leyenda irrepetible
de tu sangre,
que los amigos guardan en el ánfora secreta
de su pecho, tu figura encendida,
alimentada por todas las guitarras
y las voces que nombran,
nuestra ciudad y las manos abiertas de su gente,
nuestra afectuosa serranía criolla,
nuestras calles aromadas de naranjos,
nuestros amores juveniles,
nuestras dichas y tristezas,
la historia toda de nuestro pueblo laborioso,
sus luchas, sus sueños, su presente.

Estas vivo Delfín, eso queríamos decirte.

En cada copa de vino en las noches de amigos,
ascienden tus canciones, la magia ardiente
de tus manos sobre las guitarras desveladas,
y en cada serenata dolorense cantas a las novias
que aguardan soñadoras tras los postigos confidentes,
evocas las pintorescas procesiones de los fieles piadosos,
el fervor intenso de la vida que estalla en los encuentros,
ese rumor antiguo de la tierra que habla desde el fuego,
y aflora fecundo, sigiloso, en las tonadas y en las zambas.

Ahora que la primavera ha llegado,
por la Quebrada del Tigre nos silbas desde el pico amarillo de los zorzales,
en Achala retornas por el pecho encarnado de las loicas,
y en los montes de Altautina
tu aura emerge límpida, desde el grito mineral de las cascadas.

Todo eso nos traes
y te vas por la noche, lentamente,
hasta hacerte nostalgia, lágrima, susurro.

Te vas Delfín, y sin embargo te quedas,
acá, en el más hondo recodo de la sangre,
íntimo, secreto, luminoso,
como la Cruz del Sur abierta sobre el valle
en esta noche memoriosa, perfumada de azahares,
donde mi voz agradecida
te regresa, te celebra y te canta.


CARLOS GARRO AGUILAR

martes, 30 de julio de 2013

La certeza, Carlos Garro Aguilar

LA CERTEZA

                                Te pienso en cada tarde que agoniza.
                                 En el alba regresas con el día,
                                 a renovar esta certeza mía
                                 de amarte desde el trueno a la ceniza.

                                 Murmurar en silencio, regresarte,
                                 al resplandor donde la luz ferviente,
                                 roza tu pelo, acaricia tu frente,
                                 dichosa de beberte y de inventarte.

                                  Vivir así, mirándote sin verte,
                                  clamor incontenible y sin reposo,
                                  incesante tumulto desvelado.

                                 Amar es no tenerte y deshojado,
                                 contentarme sereno y luminoso
                                  con la infantil certeza de quererte.


                                             CARLOS GARRO AGUILAR.

lunes, 29 de julio de 2013

Cómo llovía esa noche amigo… Gerardo Coria

Cómo llovía esa noche amigo…
parecía que la tierra
nos esperaba,
dejando caer su vino
                      sobre nosotros,
que habíamos cruzado
el fuego del páramo
cargados de un oro dulce y oscuro
para sembrar
en este suelo silencioso.
Entonces probamos la madera,
el arte de la madera,
y el banco áspero
                    del viejo herrero.
Y la risa.
          Y el abrazo.

Cómo llovía amigo…
y nosotros hablábamos
con las abejas,
con los algarrobos,
para sentarnos luego a beber
y mirar el verano
            que comenzaba.


Gerardo Coria

martes, 25 de junio de 2013

Liviana andadura, Horacio Bessone



LIVIANA ANDADURA

 (abril, 2011) dedicado a Juan Vergara

En mi dulce registro,
compagino tu risa breve.
En mis secos rincones,
acumulo tus poemas.
Tu ansiosa porfía
marca mi esquiva senda.
Reinventa mi día
tu sutil pedaleo.
No me atrevo a hundir la mano
en tu amable pecho.
Pero tomo, con atrevido, tardío, permiso,
tu voz terruña, lineal, cadenciosa,
solo por ti, escribo hoy,
amigo Juan.-



Horacio Bessone

domingo, 9 de junio de 2013

Aquel hombre, Edgardo Sánchez

 Osvaldo Guevara


“AQUEL HOMBRE”

A don OSVALDO GUEVARA, poeta cordobés.

Abierto como un árbol que al cielo abre sus brazos
o taciturno y frágil donde el papel empieza,
quién sabe si este hombre dispone de sus trazos
o los rige un mandato de producir belleza.

Pero allá en la montaña que es de todos anhelo,
suele estarse las horas con aleteos suaves
... Y se esmera empeñoso por guiarnos en el vuelo
pues tiene bien ganado su nido entre las aves.

A veces, ya resuelto, como una nervadura
sobre el atril las manos le tejen un ovillo
y el soneto plegado que aguarda su lectura
de tanto que palpita le revienta el bolsillo.

EDGARDO SANCHEZ-MAR DEL PLATA-2013

A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas