VILLA DOLORES PREPARA SU ENCUENTRO INTERNACIONAL DE POETAS NUMERO 53

TARDES DE BIBLIOTECA SARMIENTO

VILLA DOLORES

1958 -56 AÑOS – 2014

http://grupotardesdelabibliotecasarmiento.blogspot.com/

“Camino al 53 Encuentro”

10, 11 y 12 de Octubre 2014

“En poesía y amistad”

“Una leyenda de unión entre los pueblos”

VILLA DOLORES PREPARA SU ENCUENTRO INTERNACIONAL DE POETAS NUMERO 53

El 10, 11 y 12 de Octubre 2014 la ciudad de Villa Dolores y el Valle de Traslasierra, en el oeste de la provincia de Córdoba, Argentina será el epicentro del 53º Encuentro Internacional de Poetas “Oscar Guiñazú Alvarez”, que organiza el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento. Poetas de Chile, Ecuador, Perú, Uruguay y de diferentes provincias de Argentina participarán durante tres intensas jornadas de encuentro entre los escritores y la gente. Lecturas de poemas, conferencias, talleres y espectáculos diversos integrarán esta nueva edición del Encuentro más antiguo de América Latina en la ciudad que se ha dado en llamar “Capital de la Poesía”.

Desde 1962, y de manera ininterrumpida, el Encuentro Internacional de Poetas ha dado a Villa Dolores un renombre internacional indiscutible, convirtiéndose en un evento legendario, al que poetas de América y el mundo quieren llegar. En esta ciudad fue Oscar Guiñazú Alvarez junto a otros entusiastas quien dio nacimiento a una modalidad cultural que, en su momento, fue única en América Latina. Ese ánimo fundacional es reconocido hoy en el continente. Las implicancias artísticas, turísticas y hasta económicas de cada Encuentro han sido reconocidas por estamentos gubernamentales de la ciudad, la Provincia y la Nación. Incluso la flamante bandera de Villa Dolores refleja el rasgo de la ciudad como Capital de la Poesía.

jueves, 14 de junio de 2012

Te vi en mis sueños. Oscar Mario Heredia

Te vi en mis sueños 

Anoche te ví en mis sueños.
Lucías resplandeciente.
Con tu carita de ensueño
me mirabas dulcemente.

Tus mejillas sonrosadas
tenuemente se encendían
y graciosas se ahuecaban
cuando tu me sonreías.

Tu preciosa cabellera
a la brisa desafiaba
y la luna lisonjera
en ella se reflejaba.

Mi corazón rebosaba
de alegría y desbordante,
en mi pecho palpitaba
pugnando por escaparse.

Hoy te veo y te aseguro
sin lugar a equivocarme,
qué, al igual que en mis sueños
eres tierna y adorable. 

Por eso es que yo te quiero
Y sólo por ti suspiro
y cada noche me duermo
deseando soñar contigo. 

Oscar Mario Heredia
Publicar un comentario en la entrada

Compartí