VILLA DOLORES PREPARA SU ENCUENTRO INTERNACIONAL DE POETAS NUMERO 53

TARDES DE BIBLIOTECA SARMIENTO

VILLA DOLORES

1958 -56 AÑOS – 2014

http://grupotardesdelabibliotecasarmiento.blogspot.com/

“Camino al 53 Encuentro”

10, 11 y 12 de Octubre 2014

“En poesía y amistad”

“Una leyenda de unión entre los pueblos”

VILLA DOLORES PREPARA SU ENCUENTRO INTERNACIONAL DE POETAS NUMERO 53

El 10, 11 y 12 de Octubre 2014 la ciudad de Villa Dolores y el Valle de Traslasierra, en el oeste de la provincia de Córdoba, Argentina será el epicentro del 53º Encuentro Internacional de Poetas “Oscar Guiñazú Alvarez”, que organiza el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento. Poetas de Chile, Ecuador, Perú, Uruguay y de diferentes provincias de Argentina participarán durante tres intensas jornadas de encuentro entre los escritores y la gente. Lecturas de poemas, conferencias, talleres y espectáculos diversos integrarán esta nueva edición del Encuentro más antiguo de América Latina en la ciudad que se ha dado en llamar “Capital de la Poesía”.

Desde 1962, y de manera ininterrumpida, el Encuentro Internacional de Poetas ha dado a Villa Dolores un renombre internacional indiscutible, convirtiéndose en un evento legendario, al que poetas de América y el mundo quieren llegar. En esta ciudad fue Oscar Guiñazú Alvarez junto a otros entusiastas quien dio nacimiento a una modalidad cultural que, en su momento, fue única en América Latina. Ese ánimo fundacional es reconocido hoy en el continente. Las implicancias artísticas, turísticas y hasta económicas de cada Encuentro han sido reconocidas por estamentos gubernamentales de la ciudad, la Provincia y la Nación. Incluso la flamante bandera de Villa Dolores refleja el rasgo de la ciudad como Capital de la Poesía.

jueves, 2 de abril de 2009

Las Malvinas, José Pedroni

Las Malvinas, José Pedroni

Tiene las alas salpicadas de islotes,
es nuestra bella del mar.
La Patria la contempla desde la costa madre
con un dolor que no se va.

Tiene las alas llenas de lunares,
lobo roquero es su guardián.
La patria la contempla.
Es un ángel sin sueño
la patria junto al mar.


Tiene el pecho de ave sobre la honda helada.
Ave caída es su igual.
El agua se levanta entre sus alas.
Quiere y no puede volar.

El pingüino la vela.
La gaviota le trae cartas de libertad.
Ella tiene sus ojos en sus canales fríos.
Ella está triste de esperar.

Como a mujer robada le quitaron el nombre:
lo arrojaron al mar.
Le dieron otro para que olvidara
que ella no sabe pronunciar.

El viento es suyo; el horizonte es suyo.
Sola, no quiere más,
sabe que un día volverá su hombre
con la bandera y el cantar.

Cautiva está y callada. Ella es la prisionera
que no pide ni da.
Su correo de amor es el ave que emigra.
La nieve que cae es su reloj de sal.

Hasta que el barco patrio no ancle entre sus alas,
ella se llama Soledad.


José Pedroni
Publicar un comentario en la entrada

Comparti